La Ley de Murphy

La Ley de Murphy
Eloy M. Cebrián

martes, 20 de octubre de 2009

LA LEY DE MURPHY YA ES UN LIBRO



Muchos de los artículos de "La Ley de Murphy", aparecidos como columnas de prensa y, posteriormente como entradas en este blog, pueden adquirirse ya en forma de libro.
http://www.eloymcebrian.com/yorick/murphy.html

5 comentarios:

Sap. dijo...

Enhorabuena Eloy por el feliz alumbramiento (¿fue por vía natural o necesitó de la cesárea?)

Estooo... a ver, véndeme un poco la burra... alguien de fuera de la metrópoli albaceteña, ¿qué puede encontrar en, y qué puede aportarle unos textos de cariz tan -aparentemente- localista? Venga, que tengo diez euritos esperando, hermoso.
Saludos.
;-)

Eloy M. Cebrián dijo...

Buenas, Sap. Gracias por la felicitación. La verdad es que ha sido un parto sin dolor. Lo bueno de los libros de artículos es que se escriben solos, por lo que es el género perfecto para escritores perezosos como el menda. Por lo demás, claro que te animo a comprarlo. Y el localismo que parecen desprender los textos no es tal. Lo mismo se le hubiera podido reprochar a García Márquez cuando habla de su pueblo, aunque lo llame Macondo. En cualquier caso, aunque hablara de la navaja, el atajcaburras y el ajo de mataero (que no lo hago), siempre se puede disfrutar de mi tersa prosa. Un abrazo albaceteño.

Roy Shannon dijo...

Hola, perdón por quizás meterme donde no me llaman, pero buscando y buscando he llegado sin saber ni cómo a su blog, intentando saber qué marca de navajas es aquella en la cual aparece un elefentito en la hoja, como icono de dicha marca.

Hace un tiempo compré una navaja de esa marca, pero al llevarla a un ferretero para que me la afilara, éste no sé en qué "chisme" metió mi pobre navajita que la dejó toda arañada, borrando tanto la marca como el elefantito en cuestión. A quién mejor que a un albaceteño preguntarle por esto.

Ya de paso me gustaría saber (quizás usted no es ningún experto en la materia, ni obligado está a ello por ser de donde es) si es posible hacer recuperar el brillo y el pulimento que mi navaja tenía originalmente en su acero. La navaja es (o era) bien bonita, con cachas de cuerno de toro, o de ciervo, que no lo recuerdo bien.

Gracias.

Vloj dijo...

Eloy ayer estaba en Kinepolis, unos megacines que hay en Madrid y en una tienda de libros que siempre tengo costumbre visitar y encontré a tu Bucéfalo, en la primera edición que vio la luz... era curioso por que hace como 3 años escribí una obra de teatro de humor absurdo sobre Alejandro y Bucéfalo, y acabé cambiandole el nombre ya que documentándome encontré tu primera novela y dije... joder voy a cambiar el título que parezco un plagiador... bueno y hoy he pillado tu libro en el Kinepolis, me alegro de haberlo hecho. Bueno no me conoces de nada pero leía Murphy... y se te echa de menos...
Ahora me he camuflado tras un seudónimo y escribo a diario en mi blog:
bueno Vloj...
http://lvlojdmisterdueman.soy.es/
espero que le puedas echar un ojo!
oye que me alegro mucho de ese curriculum que vas llenado poco a poco... llegarás lejos! esa foto del pitillo y la maquina de escribir con sólo un cuarto de siglo algún dia será famosa! un abrazo VLoj.

Eloy M. Cebrián dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Vlog. Estaré pendiente de tu blog, que tiene una pinta estupenda. Me resulta curioso saber que mi primer Bucéfalo todavía va dando coces por ahí. Un saludo.